Luchar contra el desperdicio alimentario

Las manzanas Pink Lady® son el fruto de un riguroso proceso de selección. Sin embargo, las manzanas no seleccionadas no se desperdician

Como promedio, las manzanas comercializadas bajo la marca Pink Lady® representan entre el 65% y e 70% del total de la producción.
Las manzanas más pequeñas, de igual calidad, se comercializan bajo la marca PinKids® para niños.
Las manzanas menos coloridas se utilizan sobre todo para cocinar.
Las manzanas que no se seleccionan se utilizan en la industria alimentaria, para hacer productos de calidad: zumo, compota, etc.
Las manzanas que no son aptas para su consumo por parte de las personas, se utilizan como alimentación animal, para fabricar abonos o fertilizar los campos.